¿Eres un pescador de hombres?

Reflexión en Español de Evangelio del Domingo 24 de Enero

Monseñor Gregory Parkes

 

Jesús les dijo: “Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres”. – Marco 1, 17

 

El año 2020 fue un año difícil para muchas personas. El malestar racial y político, y una pandemia global hicieron del año pasado un acontecimiento histórico y memorable, pero por las peores razones. También nos hizo esperar por un nuevo año con cambios y oportunidades.

 

Hace más de 2000 años Simón y Andrés eran pescadores, que trataban a duras penas de ganarse la vida bajo el dominio del gobierno romano y las autoridades religiosas. La vida de ellos dependía mucho de los peces, que pescaban y vendían. Ésa era su realidad presente y su futuro. Viéndole a simple vista, no tenían mucho que esperar de su vida. Pero a partir del momento en que se encuentran con Jesús, su vida cambia para siempre. Jesús les ofrece una nueva visión de la vida, un futuro de esperanza, nuevas oportunidades y un mañana más prometedor. Hacen la decisión de abandonar sus redes y seguir a Jesús.

 

Muchas personas se sienten atrapadas en su realidad actual. Las metas profesionales, las presiones sociales y las responsabilidades familiares pueden hacer la vida difícil y desafiante. A menudo buscamos soluciones a corto plazo, pues creemos que nos traerán felicidad y satisfacción; pero, al final, sólo nos dejan sintiéndonos más vacíos. Mas, hay un camino diferente que podemos seguir – un camino que nos lleva a la felicidad definitiva y eterna. Es el camino de seguir a Jesucristo. La invitación de Jesús a Simón, Andrés, Santiago y Juan también es para nosotros. Ven y sígueme.

 

Sé que muchos ya están siguiendo a Jesús. Llevan una vida buena, van a la iglesia regularmente y hacen obras de caridad. Pero, ¿eres un pescador de hombres como dice Jesús? ¿Das buen ejemplo a los demás por la forma en que vives? ¿Invitas a otras personas a tener una relación con Jesucristo compartiendo la buena nueva?

 

Nuestra misión es proclamar a Jesucristo, invitar a otras personas a seguirlo y ver su presencia en aquellos que encontramos en nuestro caminar. No es demasiado tarde para que tomes un camino diferente al comenzar este año nuevo.